dimecres, 18 de gener de 2017

Una història del Cool Jazz en 100 cançons


Foto: Gerry Mulligan per Bob Willoughby


La Biblioteca Vallcarca i els Penitents continua la sèrie de playlists a Spotify que ens apropen a diferents estils musicals dins de l'ampli ventall de la música negra afroamericana. Aquest cop el Cool Jazz és el protagonista.

El Cool Jazz és un estil musical que va sorgir un cop el bebop, el moviment més renovador de la història del jazz, va començar a minvar la seva influència. Ràpidament va ser conegut com West Coast Jazz, ja que la majoria dels seus músics provenien de la costa est dels Estats Units, a diferència del bebop, la procedència dels quals era majoritària de Nova York i els seus voltants.

Es tracta d’un estil més relaxat i orquestral, allunyat de la improvisació i els ritmes accelerats del bop i és va fer molt popular entre les noves generacions de músics blancs, amb Chet Baker, Gerry Mulligan o Stan Getz al capdavant.



Tot i que és consideren les gravacions de Miles Davis de finals dels 50, recopilades en l’àlbum The Birth Of The Cool, com l’inici d’aquest nou moviment, els rastres d’aquest estil ja és poden intuir en gravacions de Bix Beiderbecke, Red Norvo o Claude Thornhill durant els anys 20 i 30.


L’evolució d’aquest estil, des de les seves primeres expressions, és el que podeu escoltar a la playlist “Una història del Cool Jazz en 100 cançons”que hem elaborat des de la Biblioteca Vallcarca i els Penitents  a partir de la selecció de temes que va realitzar el destacat crític musical Ted Gioia per a la web  www.jazz.com.




dimarts, 17 de gener de 2017

Buenas noticias, es Alberto Valle (Entrevista)

Periodista, bloguero, promotor - actualmente organiza los clubs Le Clean Cut y el Take Ivy-, Dj vinculado a l'escena Mod y sospechoso habitual de las bibliotecas de Barcelona. Ha pasado por la Antonieta Cot, el Vapor Vell y La Bòbila, entre otras, para disertar sobre música negra i espias al servicio secreto de su Majestad. También es una de les voces de Ràdio Ciutat Vella, desde donde hece el programa "El Aperitivo del Ritual". Como escritor ha rescatado con dignidad los bolsilibros con la serie Palop, de la que ya ha publicado dos entregas "Palop juega sucio" y "Malas noticias, es Palop". 


Alberto Valle presentando a Palop en Som Negra 

¿Cuando se te ocurrió el personaje de Palop y cuáles fueron tus referentes (si los tuviste) para crearlo? 

Palop cobró vida mientras vivía en Milán, hace unos doce o trece años. Escribí parte del primer borrador de “Palop Juega Sucio” y luego lo dejé ahí, olvidado. Durante 10 años ni lo olí, pero de alguna manera era un personaje al que acudía a menudo. Pensándole, imaginándomelo. A menudo queriendo ser él, toda vez que algún gilipollas se cruzaba en mi camino. Cosa que el lector convendrá en que pasa muy a menudo en la vida.

Años después, ya con el fuerte impulso de la que entonces era mi pareja, me animé a retomarlo y, desde entonces, entre otras cosas, he ido escribiendo varias aventuras de   este hijo de puta.

Cuando se me ocurrió al principio estaba muy metido en leer a Edward Bunker, Kurt Vonnegut, Irvine Welsh y James Ellroy (entre otros); y estaba atrapado por la trilogía del Milieu de Fernando di Leo y todo el universo de la “Mala” milanesa.  

Portada de la primera novela de Palop 

¿Desde el primer momento pensaste en la serie Palop como una colección que reivindicara los bolsilibros, las novelas de a duro populares? ¿Cuántos volúmenes tendrá? Actualmente parece que si no debutas escribiendo mínimo una trilogía, no eres nadie. 

Sí. Lo vivo como mi pequeño homenaje a una forma de hacer literatura de entretenimiento. De asunto puro y duro. De testosterona y emociones fuertes. La idea estuvo ahí desde el minuto 1. No sé cuántos volúmenes acabará teniendo, imagino que depende de la cuerda que siga dando el personaje. Sí puedo confirmar que, ahora mismo, hay más de tres escritos.

¿De dónde viene tu afición a los bolsilibros? ¿Eres también coleccionista? 

No, no soy coleccionista. Siempre me ha fascinado la cultura popular. El cómic, el cine de género, el disco de tres minutos, la ilustración pulp; siempre han estado ahí en mi desarrollo (por darle un nombre) personal. 

Mirando todavía más atrás, sí recuerdo toneladas de volúmenes de Urania, una serie de bolsilibros italiana, que mi padre devoraba entre otros mil escritos. Recuerdo aquellas portadas cojonudas, inquietantes, hipnóticas, a las que no podías sacar ojo.

Portada de una de las Romanzi di Urania

Las ediciones de Palop están muy bien cuidadas y reproducen la estética de las novelas populares en las portadas. Las ha dibujado Berto Martínez. ¿De qué os conocéis? 

Sí, porque eso realmente lo tuve muy claro. Siempre tuve claro que la edición de Palop tenía que ser de una determinada forma. Y Berto es simplemente la mejor persona para ello. De hecho, el formato y la presencia de Berto en el proyecto fueron dos ejes innegociables, cuando establecí las condiciones de publicación con la editorial.

En el momento de lanzar a Palop al mundo, Berto y yo convergíamos en Ràdio Ciutat Vella alrededor del programa El Ritual Nocturno, de Leo Castro, donde él y yo colaborábamos.

Ya nos conocíamos de hola y adiós, pero ahí es donde hicimos buenas migas. Por cierto, Berto participa en un libro reciente que es de compra obligatoria: “Esquelas Sonoras”, de Dani Llabrés. No diré más de este volumen excepto que si no lo tenéis todavía en casa, no sé a qué esperáis. 

Segunda entrega de Palop 

Los dibujos de la primera y de la última página corren a cargo de Adolfo Valle. ¿Es tu padre? Lo que piensa Palop de su hijo adolescente me recuerda a una anécdota que me constaste, sobre que a tu padre no le gustaba nada cuando, como mod, salías hecho un pincel, con fular incluido.  

A mi padre también le he querido involucrar en el proyecto desde el primer momento. Es un gran dibujante y, a pesar del párkinson, consigue hacer esas ilustraciones cojonudas. Me encanta que participe y ya estamos mirando qué puede hacer para la tercera entrega.

Respecto a la relación de Palop con su hijo, nada que ver. No puedo contar mucho por aquello de no destripar, pero ahí hay una historia que contar y desarrollar y, bueno, quienes estén aficionados a Palop ya la irán descubriendo.

Y respecto a mis padres cuando, como mod adolescente, yo salía de casa ataviado con looks extremos, supongo que es lo normal y lógico. ¡De todos modos hoy en día les chiflan mis trajes!
Alberto Valle en traje

Como experto musical y periodista has colaborado con numerosas bibliotecas de Barcelona. Me recomendaste una visita a La Bòbila de L’Hospitalet y su colección de bolsilibros. ¿Cuáles son tus autores  o títulos preferidos? Tu alias (Pascual Ulpiano) parece un homenaje a esos escritores. 

Si La Bòbila de l’Hospitalet no existiese, deberían inventarla. O, mejor dicho, si su director, Jordi Canal, no estuviera entre nosotros, alguien debería clonarlo a partir de células madre. Lo que este señor ha hecho y hace por la memoria de la literatura popular española no tiene precio.

Siento una especial debilidad por Lem Ryan, Curtis Garland y por Frank Caudett. Amo enormemente a Ledesma y soy fan declarado de Andreu Martín. Estoy en deuda con muchos de esos autores, no sólo por lo que han escrito, sino por su forma de trabajar. De enfocar el oficio, como currantes de la palabra. Por, como argumentaba Pérez Andújar en el polémico y acertadísimo pregón, la contribución injustamente olvidada de todos esos labradores de la página en blanco.



Y sí, Pascual Ulpiano es un claro homenaje a toda esa generación de hombres de pseudónimos coloridos y tecla fácil. Un pseudónimo que circunscribo, de hecho, sólo a Palop, pero que ha sido aceptado por aficionados y activistas de la novela popular como Alberto Cabrera, Guillermo Román, Miqui Otero, Pau Forner o Daniel Bernabé.


Portadas de algunos bolsilibros de Curtis Garland 


La novela negra ha vuelto con fuerza durante estos últimos años. ¿Cuáles son tus autores favoritos? 



Siempre es difícil, por injusto, hablar de autores favoritos. Sobre todo cuando, como es el caso de la novela negra, hay tanto escrito y, a la vez, tanto por descubrir. Desde, pongamos, Dashiell Hammett a Carlos Zanón, por citar a dos que para mí son muy grandes, hay millones de excitantes páginas escritas. Muchísimas de las cuales todavía no conozco.

De todos modos, siempre he tenido una debilidad por la serie Carvalho, de Vázquez Montalbán; por Edward Bunker, por Iceberg Slim, por algunas cosas de Ellroy, por la trilogía de Jake Arnott, por cosas de Simenon

Tengo pendiente “Sangre en los Estantes”, de Paco Camarasa, a quien no quiero perder ocasión de agradecer su inmensa generosidad. Ansioso estoy, además de meterle mano al libro, por seguir sus proyectos. Otro hombre al que habría que inventar si no estuviese.


Alberto Valle entre Palop y Paco Camarasa 

En La Bòbila participaste en una mesa redonda sobre James Bond. En las novelas de Palop, como en las de Bond, se citan algunos productos que ayudan a definir la identidad del personaje. Por ejemplo fuma Winston y cuando bebe se nos dice la marca de la bebida. En una ocasión bebe Lagavulin. Pero lo que más se cita, no solo en Palop, sino en otros personajes de su serie son qué armas usan. Palop usa una Heckler & Koch HK Mark 23 (un pistolón capaz de hacer frente a la Magnum 44 de Harry Callahan). Otros fuscos que han salido son las Sig Sauer, Walther, Bersa, Águila del desierto,etc. ¿Escoges las armas según el nivel de peligrosidad o como extensión del carácter de los personajes que las usan? 

Hombre, sí, me encanta el universo Bond y la figura de Ian Fleming, con sus luces y sombras, con su esnobismo cruel y su sofisticado apetito de mundo, siempre me ha fascinado. Fue un placer compartir aquella mesa redonda con mis amigos Àlex M. Franquet, periodista y Bond fan, y Antonio Padilla, uno de mis seres humanos favoritos, cuya próxima novela, titulada -al menos de momento- “Serás Imbécil”, debería ver la luz en 2017. Y con ganas caninas la aguardo.

De todos modos, y ya respondiendo a tu pregunta, depende: las armas pueden ser seleccionadas en función del personaje o, a veces, también, en función del lugar de los hechos y qué hierro es más plausible que tal o cual personaje, en tal o cual país, lleve encima.

Aunque sí, la HK Mark 23 define bien a Palop, así como, por ejemplo, el Águila del Desierto de Oldekamp, en “Malas Noticias”. En casos como esos, las armas funcionan como elemento descriptivo de la personalidad del personaje.


El fusco de Palop 

Las novelas de Palop transcurren entre mediados y finales de los años 90, antes del euro. Ya te pregunté por qué y me dijiste que por comodidad. ¿A qué te referías? ¿Es por qué un personaje como Palop  sería más inverosímil hoy en día?  

En efecto, es por una cuestión de comodidad. Por un lado, te permite seguir escribiendo historias, encuadrándolas en un determinado momento de la historia reciente al que puedes acudir tirando de hemeroteca. El personaje envejece y es más fácil que lo haga en un tiempo ya pasado.

Por otro lado, sobre todo en las primeras dos entregas, Palop vive en un mundo donde la tecnología más evolucionada es el teléfono móvil. Es un mundo todavía analógico en el que todas las cosas suceden en un plano físico. Eso, para mí, que además en el tema TIC soy más bien justito, genera un contexto mucho más apasionante.

No hay verborrea tecnológica. Las cosas se buscan y encuentran a base de olfato, preguntas y hostias, y no hay un entorno digital que suaviza la brutalidad del cuerpo a cuerpo, del llevarte los balazos a la barriga y los sopapos en el hocico.

En las dos primeras entregas, “Palop juega sucio” y “Malas noticias, es Palop” hemos visto ya cierta evolución del protagonista que tiene algunos tópicos de macho ibérico (que también ayuda a encuadrar el personaje en un contexto concreto) pero que con esta progresión los traspasa. ¿Esa es tu intención como autor? 

Sí. Al final del primer Palop ya intuimos que toda esa pátina de tipo duro es una armadura debajo de la que hay otra cosa mucho más verdadera, ya en el segundo volumen se ven las primeras fisuras claras de esa armadura. La carne viva. El dolor, la desorientación, el odio, el resentimiento, la sed de violencia y, más en general, la fragilidad de la que, al final, ningún ser humano puede eximirse.

Presentando a Palop desde otro ángulo 

En los bolsilibros de Palop hay mucha acción y violencia. Una violencia que no escatima sus detalles más escabrosos como fluidos corporales y sus correspondientes hedores, que acaban siendo un elemento distintivo del estilo de la novela. ¿Por qué te has decantado por tratar la violencia –y también el sexo de esta manera? El humor también está presente en Palop, muchas veces a costa de su persona. 

Palop es literatura Pulp y, siendo así, es normal que algunos ingredientes sean necesarios. Hay algún intervalo con un poco de humor, pero en general el mundo de Palop es violento y sórdido. Y triste, cuando, retomando lo que decíamos en tu anterior pregunta, vemos qué hay más allá de toda esa sangre derramada, esa carne lacerada y esos huesos rotos.

Tras las dos primeras entregas, se vislumbra un duelo entre Palop y un personaje de origen griego que parece que va a cobrar más importancia. ¿Van por ahí los tiros? 

Puedo anticipar que en la tercera entrega no tendrá lugar ese duelo, pero sí se atará un importante cabo que queda suelto en la segunda entrega. La cosa tiene que ver con una venganza alimentada durante años de rencor y odio. Una venganza que pillará a Palop en medio y le abocará a tomar una decisión de hondo calado en su vida personal.

Como buen connoiseur musical que eres ¿Qué banda sonora escogerías para Palop? 

En general no tengo en mente una banda sonora de Palop. Sí que hay un tema que resuena y es “Xuxi”, de Giulia Valle, que es mi hermana, además de una de las artistas a las que más admiro en este planeta. Podría ser el main theme de una película o serie sobre el personaje. Productores del mundo, escucho ofertas.

Luego hay temas sueltos de library y bandas sonoras firmadas por gente como Stefano Torossi, Pulsar Music o Alan Hawkshaw que podrían tener cabida en una hipotética banda sonora. 

dilluns, 16 de gener de 2017

Music Spy Club: especial BOB DYLAN!

Encara no ens ho creiem però el Music Spy Club està celebrant 10 anys. 10 anys! El temps passa, tot puja i baixa, i aquí segueix la música. Com sabeu, el MUSIC SPY CLUB és una trobada singular amb músics, crítics i agitadors artístics. La seva fórmula és senzilla: l’espia punxa i comenta 10 peces publicades durant els últims 12 mesos. Un espai de descoberta ideal per a musicòmans sense manies que vulguin conèixer propostes artístiques recents. El proper 20 de gener, però ens saltarem alguna de les normes per fer un especial Bob Dylan! 




Creiem conèixer un artista, però després de 50 discos, centenars de cançons, qui pot dir més de les 10 o 12 clàssiques. Per capbussar-nos en l'obra d'aquest artista extraordinari comptarem amb Eduardo Izquierdo. Col·leccionista compulsiu de discos, és redactor habitual de les revistes Ruta 66, Mondosonoro i Efe Eme. Ha publicat llibres biogràfics sobre Bob Dylan, Johnny Cash o Quique Gonzàlez, un parell de volums infantils sobre la història del rock i una novel·la amb transfons musical. També ha dirigit diferents programes radiofònics musicals i combina la seva activitat periodística amb el manteniment del blog los Hijos Bastardos de Henry Chinaski.

A més, és l'autor d'una esplèndida monografia sobre Bob Dylan, la Trilogía del tiempo y el amor, que l'editorial presenta així:

"El volumen analiza los discos Time out of mindLove and theft y Modern times, parándose en detalles como la Never Ending Tour, la película Masked & Anonymous, el programa de radio Theme Time Radio Hour e incluso la entrega del Oscar por «Times have changed».Eduardo Izquierdo se encarga de firmar un volumen sobre una época hasta ahora inédita en cuanto a lo bibliográfico y eso, por lo que respecta a Dylan, es mucho decir. Un análisis absolutamente personal que parte de las declaraciones de muchos de los implicados en ese período de la carrera de Bob Dylan y que se complementa con declaraciones de expertos recogidas para la ocasión."




Us hi esperem!

----------------------

Les properes dates:


GABRIEL MILLÁN - 17 de febrer
Músic singularment dotat per la melodia inesperada, és el cervell que hi ha darrera d'Etermortífera, una banda experimental, visceral, intranquil·la. És també un gran malalt de la música, una persona de la que surts amb vint referències totes singulars, dignes de ser escoltades i ateses. És, a més, un freqüentador del Music Spy Club, així que no li costarà obrir el seu bagul de cançons a mida. 


SR. CHINARRO – 17 de març, 19 h.
Darrera del nom artístic de Sr. Chinarro s’amaga Antonio Luque, un artista amb una trajectòria dilatada i riquíssima d’inspiració. Amb més de quinze discos d’estudi a les seves esquenes, ha aportat a les nostres vides un bon grapat de cançons inoblidables, estranyes, dotades d’una lírica entre costumista i al·lucinada. És també un escriptor singular, intens, imprevisible, com ho provem Matar en Barcelona i el darrer Socorrismo


divendres, 13 de gener de 2017

Llibres que sonen a jazz i blues



La relació entre jazz i literatura és fecunda, fins i tot es podria dir que el jazz té la seva pròpia literatura. Hi ha autors capaços de recrear a ritme de swing tot l’ambient que envolta el món del jazz, o que troben en la vida dels jazzmen la matèria primera per començar a teixir les seves trames.

Per a Julio Cortázar el Jazz va ser una de les seves obsessions. L’autor de Rayuela tenia a casa uns quatre mil llibres i uns sis o set mil discos i cassets. La biografia de Boris Vian inclou haver estat trompetista i compositor, a més d'haver conegut a grans artistes com Duke Ellington, Miles Davis i Charlie Parker. Antonio Muñoz Molina és un gran melòman, un enamorat de la música en general i del jazz en particular. Innegable també va ser la influència que va tenir el jazz en la Generació Beat.

Boris Vian tocant al Saint-Germain Club de Paris

Però la influència del jazz i el blues va més enllà de la narrativa. Còmics i literatura infantil també han sucumbit als seus encants. Música, narració i il·lustració es fusionen en llibres que sovint resulten veritables obres d'art.

 
                                               Hate Jazz, Jorge González                                          Swing Café, Carl Norac

A la Biblioteca de Vallcarca i els Penitents han decidit recollir en una guia aquests llibres que sonen a jazz i blues i que podeu trobar al seu centre d'interès sobre la matèria. 



“Yo ya no tengo tiempo ni me importan las modas, / mezclo Jelly Roll Morton con Gardel y Stockhausen, / loado sea el Cordero” (Libro de Manuel, Julio Cortázar).

dijous, 12 de gener de 2017

Els Storify de l'Ampli: Ennio Morricone i el Doctor Strange


L'Storify és una eina útil que m'he copiat de les Biblioteques de Girona. Aquesta eina et permet ajuntar fàcilment uns quants tuits, post de facebook i altres continguts de diferents xarxes socials per fer una història. Abans de l'Storify i després d'un seminari amb Miquel Ángel del Pozo, arquitecte, historiador de l'art i creador 
de #MA140 - (M)irar el (A)rte en Twitter (140), una proposta de llibre en directe publicat a Twitter a raó d'un capítol - dividit en diverses piulades de 140 caràcters - cada diumenge. Podeu veure el resultat a la seva web. I, és clar, també podeu mirar els storify de l'Ampli, un dedicat a Ennio Morricone i l'altre al Dr. Strange. Una putada que els tuits no es poguin editar. Disculpeu les errades ortotipogràfiques.   

dilluns, 9 de gener de 2017

La caça en directe del 2016 per Arnold Layne

¡

                                     El nostre company musictecari Arnold Layne ens envia… 

                 El 2016 resumit en 18 solvents versions que he caçat en directe al llarg de l'any


(Juntament amb la foto de cada intèrpret, el 
disc al qual pertany la cançó versionada)


NICK LOWE: “Alison” (Elvis Costello) [Sidecar, 12/12]
BRUCE SPRINGSTEEN & THE E STREET BAND: “Purple Rain” (Prince)
[Camp Nou, 14/5]
RYLEY WALKER: “Fair Play” (Van Morrison) [Sidecar, 20/11]
THE PRETTY THINGS: “Little Red Rooster” (Willie Dixon / Howlin’ Wolf)
[Marula Café, 7/11]
GREG DULLI: “Modern Love” (David Bowie) [Barts, 24/2]
DINOSAUR JR.: “Just Like Heaven” (The Cure)
[Parc del Fórum, Primavera Sound, 3/6]
WILLIE NILE: “Sweet Jane” (The Velvet Underground)
[Santuari de l’Ajuda, Hostalets de Balenyà, 10/9]
JOHNNY HALLYDAY: “Mystery Train” (Junior Parker / Elvis Presley)
[Gran Teatre del Liceu, 8/3]
THE RUBINOOS: “Heart Full Of Soul” (The Yardbirds) [Barbara Ann, 26/1]
THOSE PRETTY WRONGS: “Thirteen” (Big Star) [Continental, 25/6]
THE WAVE PICTURES: “Green River” (Creedence Clearwater Revival)
[Antiga Fàbrica Damm, 19/3]
JD McPHERSON: “Rome Wasn’t Built In A Day” (Nick Lowe) [Bikini, 4/4]
NATHANIEL RATELIFF & THE NIGHT SWEATS: “The Shape I’m In”
(The Band) [Barts, 6/7]
KING KHAN AND THE SHRINES: “Know Your Product” (The Saints)
[La [2] d’Apolo, 6/10]
HAR MAR SUPERSTAR: “When You Were Mine” (Prince)
[Parc del Fórum, Primavera Sound, 2/6]
CAETANO VELOSO & GILBERTO GIL: “Three Little Birds” (Bob Marley)
[Palau de la Música, 2/5]
THE JAMES HUNTER SIX: “Baby, Don’t Do It” (The “5” Royales)
[Parc del Fórum, Primavera Sound, 2/6]
FERMIN MUGURUZA & NEW ORLEANS BASQUE ORKESTRA: “Killing In
The Name” (Rage Against The Machine) [Parc del Fórum, Cruïlla, 9/7]

·        

dilluns, 2 de gener de 2017

El gran matí: Paul Desmond i Jim Hall

Els haijin, o sigui els artífex de haikús, anomenen l'1 de gener El Gran Matí. Forma part de la seva lírica més capritxosa, que podem fer nostra. El temps no sap que els homes el mesuren, però la convenció ens serveix: establim divisions i amb elles recopilem el que hem fet el 2016 i fem desitjos i renovem il·lusions. La primera és aquesta: és ja el 2 de gener, per què no fer que sigui també El Gran Matí? 

Per això busquem una música que acompanyi, i el primer que buscarem és que la música s'acompanyi a sí mateixa. Tenim a dos músics que ho van fer com els millors: Paul Desmond i Jim Hall.


Paul Desmond era un saxofonista elegant, clàssic a cada nota, delicat. Si la seda fos música ja tindria el seu fabricant. Va formar part del quartet de Dave Brubeck i és l'autor de la immortal Take Five:


Malgrat aquesta suavitat interpretitat el seu cap era una màquina d'intel·ligència i humor. No us perdeu els clàssics desmondismes... 


"DESMONDISMOS"
– He ganado varios premios al saxo alto más lento del mundo, así como un galardón especial al silencio en 1961.
– Yo ya había pasado de moda antes de que nadie me conociera.
– Probé a practicar unas pocas semanas y acabé tocando demasiado rápido.
– Creo que de forma inconsciente quería sonar como un martini seco.
Con respecto a cuál es el secreto de su tono:
– ¡De verdad que no lo sé! Tiene algo que ver con el hecho de que toco de forma ilegal.
Cuando Gene Lees le preguntó a qué se debía la melancolía en su forma de tocar, respondió:
– Bueeeeno, al hecho de que no consigo tocar mejor.
Paul Desmond se graduó en lengua inglesa en la universidad. Su motivo para no emprender una carrera literaria:
– Sólo era capaz de trabajar en la playa y no dejaba de entrarme arena en la máquina de escribir.
– La literatura es como el jazz. Se puede aprender, pero no se puede enseñar.
Con respecto al escritor Jack Kerouac:
– No me gusta nada cómo escribe. Sin embargo no me disgusta su estilo de vida.
– A veces tengo la impresión de que continuamente hay orgías por todo Nueva York, y si alguien dice "vamos a llamar a Desmond" otro le contesta "¿para qué? Seguro que está en casa leyendo la Enciclopedia Británica".
Poco antes de que se disolviera el cuarteto de Dave Brubeck:
– Estamos trabajando como si estuviera pasando de moda, cosa que por supuesto está ocurriendo.
Sobre el yogur:
– No me gusta, pero Dave siempre anda probando cosas de ese tipo. Es un masoquista de la nutrición. Se comerá cualquier cosa que crea que le va a sentar bien.
Sobre las lentillas:
– No son para mí. Si quiero desenfocar a todo el mundo, me basta con quitarme las gafas y disfrutar de la neblina.
Según Doug Ramsey, al ver un cuadro con cuatro gatos acosando a un ratón, Desmond dijo:
– Ah, la portada perfecta para cuando haga un disco con el Modern Jazz Quartet.
Cuando Ramsey le indicó que el ratón era mecánico, Desmond replicó:
– En ese caso el disco lo tendrá que hacer Cannonball [Adderley].
La afición de Desmond al whisky escocés era de todos conocida. Cuando en 1976 se le diagnosticó un cáncer de pulmón, se mostró irónicamente satisfecho de que su hígado estuviera bien: – Impoluto, perfecto, uno de los grandes hígados de nuestra era. Bañado en Dewars y rebosante de salud.

Font: http://www.tomajazz.com/perfiles/desmond_paul.htm


L'altre soci és Jim Hall, un guitarrista curiosíssim, mig matemàtic, dotat d'un so cristal·lí i d'unes formes quasi aristocràtiques.


L'associació d'aquests dos delicats és una de les més afortunades del jazz, tant que la cosa excedeix el gènere i quasi en crea un de nou, com l'hidrogen i l'oxígen no és una mera combinació atòmica sinó aigua. Els discos que van gravar son tots memorables i tan bé com ells s'acompanyaven ens poden acompanyar a començar l'any o a viure'l sencer. Aquestes són les magnífiques portades d'aquests treballs...











Aquesta música la podeu sentir al bar Cèntric (carrer Tallers amb Ramalleres) cada dijous a les 9 del matí, quan la tertúlia patafísica genera algun estrany silenci. O la podeu sentir mentreu aneu ambulant per la ciutat, o quan teniu la sort de quedar-vos sols a casa i no fer res més que escoltar i mirar per la finestra. O podeu seguir aquests vídeos... Si la música pugués millorar les persones no dubtem que aquesta seria una de les candidates. Bon 2017, caram.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...